La Ciencia, a pesar de presentar datos contrastados y reproducibles, siempre ha sido objeto de debate. Tres grandes científicos que sufrieron de estas escépticas situaciones fueron Charles Darwin, Gregor Mendel y Alfred Wegener.

Vamos a descubrirlo.

El Origen de las Especies y Charles Darwin

Charles Darwin (1809-1882) fue un gran naturalista, con grandes experiencias y observaciones a sus espaldas, desarrolló una teoría revolucionaria en el campo de la Evolución. Tan revolucionaria, que incluso a día de hoy, aunque está ampliamente reconocida por la comunidad científica, no deja de tener detractores.

12

Antes de Darwin, se creía que los seres vivos cambiaban para adaptarse al medio y estos cambios se heredaban en las sucesivas generaciones. Jean Baptiste Lamark (1744-1829) pensaba de esta manera. Parece bastante lógico pensar que puede ocurrir así, es lo que, al fin y al cabo, puede imaginar nuestra mente de manera fácil según nuestra observación. Algo parecido a pensar que el Sol gira alrededor de la Tierra. Ya sabemos ampliamente que no es así, pero nosotros vemos desde la Tierra como el Sol «sale y se pone».

Darwin le dio un giro de tuerca a este pensamiento lamarckiano y propuso el razonamiento casi inverso con mucha elegancia.

Realmente, los individuos no cambian para adaptarse, sino que nacen seres vivos con diferentes características y solo aquellas características más beneficiosas les ayudarán a perpetuar esos caracteres en su linaje. Es decir, ocurren mutaciones y cambios al azar en los seres vivos. Aquellos cambios que producían un beneficio en la supervivencia del organismo, garantizarían que llegaran a la madurez sexual y dejen a sus descendientes en herencia esas características generación tras generación. Los cambios que fueran negativos llevarían a una mayor probabilidad de muerte temprana del organismo, y al final, se perderían en la evolución. De ahí, que haya una selección natural de los seres vivos. 

«No es el ser vivo el que cambia para adaptarse al medio, sino que el medio selecciona qué cambios serían los correctos».

Sin embargo, es positivo que nazcan seres vivos diferentes, ya que el medio no es estático, las condiciones cambian. Si los seres vivos no tuvieran la posibilidad de tener variaciones, se extinguirían ante el primer cambio brusco. De ahí la importancia que tiene la variabilidad genética.

487996_3817909619475_672102968_n
Charles Darwin, Museo de Historia Natural, Oxford

«Para Darwin el mecanismo de evolución es preadaptativo. Es decir, las mutaciones no ocurren por influencia del medio, sino que ocurren al azar y el medio las selecciona».

Este cambio de razonamiento, tuvo muchos detractores en su momento, pues no era fácil de comprobar, ya que necesitas un amplio registro histórico y evolutivo. Entre las razones por las que aparecieron escépticos, se encontraba la falta del registro fósil (hay muy pocos fósiles de eslabones intermedios) y el desconocimiento de cómo ocurrían estas mutaciones, ya que la genética no estaba muy desarrollada por entonces.

Casualmente, dos de las piezas que le faltaron a Darwin para redondear su teoría, la tenían dos científicos: Gregor Mendel y Alfred Wegener.

La Genética oculta y perdida de Gregor Mendel

Gregor Mendel fue un monje naturalista contemporáneo a Darwin (1822-1884). Ajeno a sus avances en Evolución, Mendel estudió en el convento donde vivió, cómo ocurrían las leyes de la Genética básica. Para ello, observó la segregación de algunos caracteres en la planta del guisante. Identificó, cómo las distintas características se heredaban en las generaciones sucesivas y calculó con gran exactitud las probabilidades de segregación de los caracteres.

Anotó en su cuaderno estos datos e ideó lo que hoy conocemos como las 3 Leyes de Herencia Mendeliana de genes independientes.

Resultado de imagen de mendel
Caracteres del guisante estudiados por Mendel.

Mendel presentó sus teorías a la comunidad científica, pero también fue ignorado. Actualmente, se le considera el padre de la Genética Básica, pero ese cuaderno quedó oculto, en la sombra, hasta que unos 100 años después se redescubrió y salió a la luz. Mendel murió sin pena ni gloria, no vio sus teorías triunfar. Este diario hubiera apoyado mucho a Darwin en su teoría.

«La genética es una ciencia moderna, a pesar de que Mendel la vaticinó hace más de 150 años».

«A la vez, Darwin estudiaba el Origen de las Especies. Sin embargo, Darwin nunca supo de sus estudios genéticos».

Actualmente, se habla de Neodarwinismo o Teoría Sintética de la Evolución, al concepto de evolución que publicó Darwin, más el conocimiento que se tiene actualmente de la Genética mendeliana y molecular.

Una verdadera lástima que no se hubieran sentado a hablar juntos. A Darwin le hubiera encantado incluir en sus teorías los datos que Mendel podía aportarle. Seguramente, hubiera incrementado su credibilidad que tanto le costó mantener.

La Teoría de la Tectónica de Placas Terrestre

Alfred Wegener (1880-1930) fue un meteorólogo y geofísico alemán que se interesó por algunos fenómenos geológicos. Wegener afirmó que la superficie de la Tierra está fragmentada en placas litosférica que no son estáticas. Existe deriva continental, es decir, cambios de posición de los continentes y océanos.

Se percató de que si miramos las líneas de costa de los continentes, estos encajan como puzzles. Incluso lo afinó observando la línea de plataforma continental sumergida, la cual encaja aun mejor.

Wegener propuso que los continentes podrían haber estado unidos a lo largo de la historia geológica, en un macrocontinente, denominado Pangea.

Resultado de imagen de pangea

Wegener estudió y observó restos fósiles de una misma especie, geográficamente en puntos ahora muy separados. Lo cual solo tendría una explicación lógica si pensamos que antes esos territorios estaban fusionados y se dieran por tanto, mismas condiciones climáticas.

«Los continentes no solo encajan por la forma del territorio, sino también por la continuidad de fósiles y de la historia geológica del terreno».

Mar Rojo
Mar Rojo que está separando el continente africano de la Península Arábiga

Por último, también encontró algunas formas geológicas que aisladas en el punto actual donde se encuentran no tienen sentido, pero al reunir los continentes presentan una continuidad. De hecho, existen cordilleras del mismo tipo de roca y edad en África y Sudamérica, y encajarían en continuidad si estos continentes estuvieran unidos. Estos hallazgos, atestiguan que estaban anteriormente fusionados.

Actualmente, este proceso de separación de los continentes sigue siendo activo. Un ejemplo claro es el Mar Rojo, que se piensa que constituirá un futuro océano que separará el continente africano de la Península Arábiga.

Alfred Wegerner fue ampliamente debatido, entre otras razones porque no pudo explicar cómo ocurría el movimiento de las placas de una manera físicamente correcta. Los geofísicos le argumentaron varias razones en contra de este punto. Wegener murió en una expedición en la que intentaba medir la distancia exacta entre los continentes y terminar de encajar las piezas.

Le hubiera gustado saber que pocos años después de su fallecimiento, en 1968, se publicó el ciclo de Wilson, que explica cómo se separan las placas, cómo surgen los océanos y cómo pueden las placas volver a reunirse. Esto afirmó que han podido existir varias Pangeas como Wegener presuponía. El tiempo acabó dándole la razón.

«Aunque lleve millones de años funcionando y ahora nos parezca totalmente lógica, la teoría de la Tectónica de Placas es casi contemporánea al descubrimiento de la computación e internet. La Geología es una ciencia moderna».

A Darwin, que falleció 100 años antes, también le hubiera gustado tapar muchas bocas con esta teoría, porque hubiera explicado algunas ambigüedades en el registro fósil que tanto le debatieron.

Ahora las piezas encajan, como el gran puzzle de Pangea.

 

Artículo anteriorInvestigaciones sobre el Origen de la Vida
Artículo siguienteBiogamers II: Resident Evil
Profesora de educación secundaria. Bióloga especializada en Biología Sanitaria, Biología Molecular y Biotecnología. Amante de la naturaleza, el ajedrez, los videojuegos, la pintura y los ratos de lectura.

2 Comentarios

  1. Me encontraba leyendo el origen de las especies y ya casi al terminarlo noto que Darwin hace referencia a que la distribución de los organismos hubiese sido posible solo si los continentes hubiesen estado antes unidos, y gracias a este post pude entender que no fueron contemporáneos los descubrimientos y aún así el se demostraba completamente seguro de que tarde o temprano Pangea ibas ser demostrado

    • Muchas gracias por tu comentario, Lupe. Es increíble como Darwin ya aventuraba algunos avances 🙂 tuvo que luchar mucho para defender sus teorías. Espero que te haya gustado tanto El Origen de las Especies como esta pequeña lectura ☺️

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here