Biogamers: Assassin’s Creed

Posted by | · · | Videojuegos | 1 comentario en Biogamers: Assassin’s Creed

Para un auténtico biocurioso, la biología está en todas partes. Hoy quería fusionar dos de mis grandes pasiones en esta entrada, la Biología y los Videojuegos. La biología resulta fascinante para millones de personas, y en muchas ocasiones sirve de trasfondo para muchos argumentos de películas, libros o incluso videojuegos. En las entradas «Biogamers» vamos a analizar cuánto de verdad biológica y de fantasía hay en los argumentos de diversos videojuegos, hoy cargamos el videojuego Assassin’s Creed.

Alerta de spoiler: si no habéis jugado al menos el primer videojuego de Assassin’s Creed y pensáis hacerlo, quizás será mejor que dejéis la entrada para después de jugar, al menos el primer juego. Si has jugado a algún juego, aunque no los últimos, ¡tranquilo! no voy a spoilearte realmente la historia de los juegos, sólo vamos a analizar conceptos básicos que ya habrás adquirido por «efecto sangrado» del primer videojuego.

Nada es verdad, todo está permitido

La historia Assassin’s Creed se basa en la capacidad de rescatar recuerdos de nuestros antepasados que ha quedado registrada en nuestro ADN. Desde el primer videojuego, nos embauca en dos planos temporales. El presente cuyo protagonista es Desmond Miles y el pasado, donde nos deleitan las aventuras del asesino, Altäir en su primera entrega de la saga.

Sinopsis de Assassin’s Creed

Industrias Abstergo, una compañía multinacional del presente, ha desarrollado un sistema de alta tecnología para rescatar esos recuerdos genéticos y poder visionar en el presente las experiencias de los antepasados del sujeto que se somete a su fascinante máquina, el Animus. El Animus aparece en el primer juego como una cama donde se tumba una persona y conecta con su información genética para leer en su genoma los recuerdos.

AC1_Animus_1.28.png

Animus en Assassin’s Creed I

Y he aquí el mayor spoiler, Abstergo, en realidad fue creada por Templarios del presente, el bando enemigo de los Assassins. Los Assassins, tradicionalmente, han luchado por guardar un artefacto llamado Fruto del Edén, creado por la primera civilización, y que alberga un gran poder y la verdad absoluta del mundo. (de ahí el lema de los Assassins).

 «Trabajamos en las sombras, para servir a la luz. Nada es verdad, todo está permitido.»

Los templarios, han luchado durante siglos por robar a los Assassins ese Fruto del Edén y apoderarse de él.

En el presente, aún continúan ambos bandos y hay una guerra encubierta por el conocimiento de la localización exacta dónde quedó oculto en la historia este Fruto del Edén. Los templarios han analizado e investigado a los descendientes de las principales líneas de Assassins, para recuperar de su genoma sus recuerdos, vivir sus experiencias y poder obtener información de ello. Con este cometido, secuestran a Desmond Miles, un sujeto descendiente de los protagonistas de la saga: Altaïr, Ezio, Connor y Edward. El resto, os lo dejo frente a vuestro mando y la pantalla…

Recuerdos genómicos

Actualmente, la genética es la rama de la biología que más rápido avanza. Además, con ayuda de la gran explosión informática de los últimos años, este campo ha dado un gran salto. Hace algunos años, ya se consiguió secuenciar al completo nuestro ADN, gracias al Proyecto Genoma Humano. El objetivo era analizar nuestros genes para conocer cómo funciona nuestro organismo, cómo se hereda esta información o qué riesgos tenemos de sufrir una enfermedad genética. Este planteamiento consiguió identificar muchos de los polimorfismos1 que nos diferencian entre las distintas poblaciones humanas e incluso diferencias y similitudes a nivel intrapersonal. Esto tiene importantes aplicaciones en criminología, como averiguar la identidad de muestras de ADN, o para análisis genético, por ejemplo de paternidad.

Aplicaciones bioinformáticas

En la actualidad, la bioinformática, realiza grandes avances a diario sobre el análisis y almacenamiento de datos para la alineación de secuencias con diversos fines. Por ejemplo, comparar diferencias entre especies de seres vivos o para hacer árboles filogenéticos2 para conocer su secuencia evolutiva.

Ahora bien, ¿Se podrían rescatar recuerdos de antepasados que hayan quedado almacenados en nuestro material genético? Bueno, con tanta precisión como ocurre en Assassin’s Creed, seguramente no. Pero si es cierto, que si pudiéramos secuenciar el ADN de una muestra de un antepasado posiblemente podamos conocer algunos datos sobre su fisiología. Es decir, si presentaba algunas características o marcadores específicos para alguna enfermedad.

Cierto es que, a día de hoy, aún nos queda mucho por averiguar sobre nuestro ADN. Es difícil, incluso en una persona viva, conocer exactamente qué genes condicionan para su tipo de personalidad, comportamiento o habilidades. Pero, en cualquier caso, al ritmo que avanza esta preciosa ciencia de la genética, a nadie le sorprendería encontrar determinados genes asociados a gustos o personalidad, y que nos ayuden a hacernos un patrón muy aproximado del tipo de vida que seguía esa persona, teniendo en cuenta su contexto histórico.

Genes en nuestro genoma

DNA_orbit_animated.gif

Molécula de ADN

Otro gran paradigma que apareció durante el Proyecto Genoma Humano fue que, aunque nuestro ADN contiene millones de pares de bases3, apenas contiene unos 25000 genes que se traducen a proteínas. Esto implica una gran cantidad de material genético, que se encarga de algunas funciones como regulación o que, simple y llanamente, desconocemos totalmente su función o parece no haberla, de ahí que se acuñara el término ADN Basura. Actualmente, se sigue trabajando para conocer los secretos de este «ADN basura» y se va descubriendo que no es tan basura como se pensaba (Proyecto ENCODE). En cualquier caso, aun es un campo con cierta oscuridad de conocimiento y, quién sabe, quizás ahí se hallen algunos secretos sobre recuerdos genéticos.

Los polimorfismos son combinaciones posibles de expresión que pueden darse para un mismo gen. Esto implica que son muy útiles como marcadores para conocer diferencias interpersonales o interpoblacionales.

2Los árboles filogenéticos son los mapas con forma de árbol donde cada rama ocupa un grupo taxonómico de seres vivos. Es decir, un conjunto de seres vivos que tienen ascendencia evolutiva común. Sirve para agrupar seres vivos según la evolución.

2El ADN se compone de unidades funcionales, llamadas nucleótidos que en su molécula presentan bases nitrogenadas. El ADN es una molécula doble cadena dispuesta en hélice, de ahí que hablemos de pares de bases, ya que las bases complementarias se unen mediante enlaces A-T y C-G).

Efecto sangrado

En el videojuego, aparece otro concepto interesante, el efecto sangrado. Consiste en qué el sujeto del presente conectado al Animus, es capaz de adquirir habilidades de su antepasado y poder ejecutarlas cuando se desconecta del Animus. La primera vez que notamos este efecto en el primer juego es con la habilidad Vista de Águila. Esta habilidad muy característica de los Assassins, les permite reconocer en su entorno fácilmente a los enemigos y aliados, objetivos, etc. Desmond la va desarrollando hasta llegar a controlarla completamente, a pesar de no haberla aprendido ni entrenado previamente.

En el primer juego aparece casi como un error en el sistema, aunque a lo largo de la historia de este mundo Assassin’s Creed lo han ido aprovechando como entrenamiento del sujeto presente. En la película Assassin’s Creed se lleva a su máximo esplendor con un Animus que potencia este efecto.

Assassins-Creed-Animus.jpg

Animus de película Assassin’s Creed. El sujeto del presente se mueve como el Assassin antepasado mientras está conectado.

Realmente, nosotros no adquirimos habilidades, aunque veamos en vídeo hacer alguna actividad a un antepasado nuestro. Pero, si es cierto que a veces estas habilidades se heredan. Este concepto también es bastante biológico.

En nuestro genoma, se almacena información recombinada procedente de nuestro padre y madre, que a su vez poseen información recombinada de sus padres. Es curioso, cómo a veces, los nietos tienen habilidades propias de los abuelos y que los padres no habían desarrollado nunca, por falta de talento o simplemente de interés.

¿Un genio nace o se hace?

Posiblemente haya combinación de ambas, talento natural y ganas de entrenar ese don.

Efectivamente, en nuestras habilidades hay parte de ambos factores, por un lado, hay una habilidad innata y es muy posible que eso esté registrado en el genoma y nos venga de familia. Pero también tiene que haber interés en querer desarrollarla o nunca lo practicarás ni entrenaras.

Trabajamos en las sombras para servir a la luz

En conclusión, Assassin’s Creed tiene un bonito trasfondo biológico basado en la Genética. Por supuesto, tiene mucho de ficción, aunque algo de realidad. Os animo a jugarlos, si aun no lo habías hecho y espero no haberte spoileado demasiado.

Además de esta pizca biológica, es un juego muy fiel al contexto histórico y cultural, ya que ha sido creado con un equipo multidisciplinar. Han conseguido un gran trabajo a la hora de revelarnos detalles históricos por los que se movían los Assassins y templarios de distintas épocas. Es incluso muy exacto a nivel arquitectónico y visualmente muy bonito adentrarte en ciudades como Damasco, Florencia, La Habana o Alejandría, tal y como podría verlo una persona que paseara por sus calles en ese tiempo.

Disfrutadlo y no dudéis en escribirme por comentario o formulario de contacto si tenéis sugerencias o críticas sobre esta entrada. Tambien, si os viene a la mente algún juego que os parezca interesante analizar en esta saga Biogamers o simplemente charlar de vuestra experiencia Assassin. ¡Gracias jugadores!

Bibliografía

Ubisoft Entertainment. Saga videojuegos Assassin’s Creed. Web oficial: https://www.ubisoft.com/es-es/game/assassins-creed/

Barbadilla, A. (2016). Proyecto Genoma, la Investigación sobre el Genoma Humano. Ensayos sobre la Ciencia de la Genética. Universidad Autónoma de Barcelona. Disponible en: http://bioinformatica.uab.es/base/base3.asp?sitio=ensayosgenetica&anar=pgh&item=

Pennisi, E (2012). ENCODE Project Writes Eulogy for Junk DNA. Sciences.  337, Issue 6099: pp. 1159-1161.


One Comment

Wegener, Mendel y Darwin, grandes científicos debatidos de la Ciencia. – Biocuriosidades says:

26 junio, 2018 at 17:55

[…] Actualmente, se habla de Neodarwinismo o Teoría Sintética de la Evolución, al concepto de evolución que publicó Darwin más el conocimiento que se tiene actualmente de la Genética mendeliana y molecular. […]

Reply

Leave a comment