Inicio Recursos docentes ¿Qué hago el primer día de clase?

¿Qué hago el primer día de clase?

1390
0
Primer día de clase

Empieza el curso. Un momento clave para todos los profes, donde nos rondan muchas preguntas por la cabeza:

-¿Qué hago el primer día de clase?

-¿Encajaré bien con mis grupos de alumnos?

-¿Cómo puedo comenzar mi asignatura?

Si estás divagando en preguntas como estas, lo primero de todo: ¡Tranquilo/a! Creo que a todos, en mayor o menor medida nos ocurre. Sabemos que una vez encarrilemos el curso todo irá rodado, pero ¿y el comienzo?

Es algo abrumador, pero no te preocupes, ¡lo harás bien!

Aquí te dejo algunas ideas que pueden ser de tu interés. Te animo a dejar comentarios con tus experiencias o ideas, para enriquecimiento de todos. ¡Muchas gracias y feliz inicio de curso!

El papel que debo adquirir

Para comenzar, es posibles que te plantees una gran cuestión: ¿Debo ser una persona cercana con mis alumnos/as o, por el contrario ser más distante y marcar más las distancias? ¿Muy estricto al principio y luego bajar un poco el nivel de exigencia?

Un gran profesor, que luego se convirtió en mi tutor de prácticas, compañero y amigo, Ángel Humanes (un abrazo enorme desde aquí), me regaló un sabio consejo en mis comienzos docentes, que quería (con tu permiso Ángel) compartir aquí. Es sencillo, pero con un trasfondo muy interesante: «Sé coherente contigo mismo/a. Si te sientes más cómodo siendo más estricto, selo; sí te resulta más sencillo ser una persona cercana con tus alumnos, selo; pero nunca cambies tu papel a lo largo del curso».

Alterar nuestro comportamiento repentinamente descoloca a los alumnos (al igual que a cualquier persona), por lo que eso puede provocar descontrol, inseguridad e, incluso, pérdida de autoridad.

Por supuesto, especialmente al comienzo de nuestra andadura docente, estamos también testándonos a nosotros mismos, pero es importante que mantengamos esa coherencia, al menos todo lo posible, a lo largo del curso. Si no funciona bien el método, quizás al siguiente curso podamos aprender de ello y modificar ciertos parámetros.

Por supuesto, en caso de considerarlo necesario, podemos aprovechar el cambio de trimestre para reflexionar sobre ello con los alumnos y pactar nuevas formas de actuar por el bien de todos. Pero recuerda, ser coherente y mucho mejor si queda todo claro al comienzo del curso.

Presentación y dinámicas

Nuestra clase es única y como tal, creo que es obligatorio hacer sentir únicos, a la par que conseguir que todos y todas tengan sentido de pertenencia a la clase. Estos aspectos los trata de manera muy interesante Marina Criado (@Llerubi) en sus fabulosas formaciones y en su libro, que te recomiendo encarecidamente leer «En el corazón de mi profe». Te dejo en enlace a Amazon para que lo consultes:

Algo básico que equilibra el «ser únicos» y «pertenecer a una clase» es dedicar el principio de la clase a conocernos. Algo lógico, pero que no hay que menospreciar.

Si tienes menos tiempo: ronda de nombres con pinceladas de nosotros

Puedes hacer una clásica ronda donde todos se presenten diciendo algunos datos. Por ejemplo, su nombre, su asignatura favorita y algunas de sus aficiones.

Dinámica: «Unidos en red de lana»

También, puedes hacer alguna dinámica grupal. Por ejemplo, hacer lo mismo, pero todos de pie con un ovillo de lana que se van lanzando entre ellos para respetar un turno de palabra.

Al final, quedarán unidos en una red y podemos aprovechar la ocasión para hacer un guiño al vínculo de compañeros de clase que les une. Si uno se desprende, se pierde la integridad de la red. Por supuesto, estaría muy bien que participaras, tú profe, con ellos en el círculo.

Dinámica: «Encuentra a un amigo»

Otra idea puede ser la dinámica «Encuentra a un amigo» que consiste en escribir en un papel algunos datos personales: color favorito, estilo de música favorito, aficiones, comida favorita… todo lo que se te ocurra. En este papel, tú escribirás un número y por detrás o en una hoja aparte pondrán su nombre, pero no debe ser visible al resto.

Una vez tengas todos, puedes dejar los papeles en un lugar donde todos puedan moverse por la clase a verlos (pegados en la pizarra, un conjunto de mesas centrales, circular los papeles entre ellos (en este caso no pueden ver el nombre).

Les pedirás que apunten los números de las personas con las que les parece que tienen más afinidad por sus preferencias.

Al final, desvelarás los números y nombres. Quizás, encuentren un amigo o amiga que no esperaban 🙂

Por supuesto, de nuevo profe, puedes y estaría genial que participaras con tu propio número.

Todo claro y atado

Una vez que hemos roto el hielo conociéndonos, en la misma hora o al día siguiente (que no te pese dedicar 1 o 2 clases a la presentación. Ganártelos hará que todo fluya luego mucho mejor y aliviará futuros conflictos), es el momento de aclarar nuestra asignatura.

Mi experiencia me dice que para los alumnos, y realmente para casi cualquier persona, existe una máxima y es la justicia. Se sentirán muy heridos si eres injusto con alguno de ellos en particular o en comparación con otros compañeros. Si esto ocurre, la autoridad del docente puede verse seriamente afectada.

Para evitar esto, creo que hay que aprovechar el primer, o segundo día de clase, para dejar muy claros aspectos clave de la asignatura.

¿Qué hago el primer día de clase? 1
Un esquema ayuda a aclarar estos puntos clave de la asignatura. ¡Qué lo apunten en su cuaderno!

Este es el momento de hablar de los maravillosos contenidos que van a ver en la materia, el material que van a necesitar (libro, cuadernos, aula virtual…) y muy importante, reseñar los criterios de evaluación. Y en esto último, no solo los porcentajes de los criterios de evaluación que tienen en la programación docente, sino todos los aspectos relevantes que pueden llevar a confusión, por ejemplo:

-Si voy a penalizar los retrasos y cómo, o no voy a evaluar nada fuera de plazo.

-En la medida de lo posible, afinar cuántos exámenes (o un mínimo de ellos) voy a realizar (u otro herramienta de evaluación).

-Si necesitan un mínimo para aprobar cada parte.

-Si un trabajo es obligatorio.

Cuanto más claro quede lo que tendrán que conseguir a lo largo del curso, menos espacio dejas a las reclamaciones y posibles injusticias.

No peques en este apartado de ambiguo o poco estricto para luego clarificar a lo largo del curso, porque todos agradecemos tener el plan claro y conocer las reglas del juego desde el principio.

Actividades iniciales

Una vez todos tenemos el curso claro, este puede ser un buen momento para engancharles a tu materia y relajar la tensión.

Si la actividad que continúa es motivadora, posiblemente saldrán con vitalidad y ganas de aprender. No sientas que estas perdiendo el tiempo por no comenzar enseguida con el temario, porque estas actividades pueden ser clave para tener a los alumnos de tu lado.

Además, puedes aprovechar esta actividad motivadora para varias propuestas interesantes, como por ejemplo:

Conocer el nivel inicial de tus alumnos de una manera menos agresiva e imponente que un cuestionario tipo examen.

Repasar contenidos previos, que deberían retener de niveles educativos anteriores.

Iniciar algún contenido, aunque no sea el principio del libro. ¡Salta a algo motivador que luego puedas retomar más adelante en el curso!

Estimular la curiosidad de tus alumnos por tu asignatura.

En mi asignatura, Biología y Geología, he probado varias opciones en este primer día y varias me han funcionado bien. Te dejo algunas ideas.

Juegos

Pueden ser videojuegos digitales creados por ti, que hagan un repaso de conceptos previos que puedan conocer. Te dejo un ejemplo para Biología (La célula y los seres vivos).

Videojuego célula y seres vivos
Inicio

Anímate a intentar crear alguno con Genially, una herramienta muy enriquecedora para los docentes.

También, puedes intentar juegos de mesa. Hay compañeros que han creado algunos muy interesantes y puedes animarte a diseñar tu propio juego.

Para los más atrevidos, anímate a un escape room o breakoutEDU. ¡Te dejo ideas aquí!

scape rooms personalizables en clase

Quiz

Puedes emplear aplicaciones muy motivadoras como Kahoot o Genially para crear cuestionarios interactivos. A los alumnos les encantan y es una vía estupenda para testar el nivel inicial de tus alumnos, a nivel general.

Te dejo algunos ejemplos creados por mí:

-Quiz: ¿Cuánto sabes de ciencia? Recomendado para Cultura Científica, 1º Bachillerato.¿Qué hago el primer día de clase? 2

-Quiz: La Ruleta de la Célula. Consigue muchos puntos con tus conocimientos de la célula. Recomendado para 4º ESO Biología y Geología.

¿Qué hago el primer día de clase? 3

No requieren mucho esfuerzo de preparación, lo tienes para todos los años y funcionan realmente bien para cultivar la participación y el entusiasmo desde el primer día.

Noticias impactantes

Contarles y proyectarles una noticia de ciencia impactante. Aprovechas para generarles interés por leer, interés por aprender ciencia para comprender estas noticias o iniciar algunos conceptos del curso.

A mí, personalmente me gusta llevarles alguna a lo largo del curso. Es una buena idea para empezar la clase con motivación y ganas de aprender más.

Actividades dentro de temario estimulantes

Hay veces que el principio de nuestro libro no parece lo más estimulante, pero hay algo de contenido a lo largo de él que puede resultar muy interesante.

¡Empléalo como pequeña muestra de lo chula que puede ser tu asignatura!

Te pongo un ejemplo que a veces he utilizado en mis primeras clases. A muchos alumnos suele encantarles los planetas. En Geología, Cultura Científica o Física y Química, puede ser un contenido que se encuentre a lo largo del curso, pero hoy puede ser un buen día para hacer una introducción.

Qué tal introducir esta web para comparar los planetas con preguntas impactantes cómo: ¿Qué planeta creéis que es más grande: Marte o La Tierra?

Primer día de clase

Les encanta navegar por esta web y tú inicias contenidos. Si te animas puedes vincularlo a alguna actividad extra como charlar de enigmas sobre el universo o calcular tu peso en otros planetas 😉

¡Ánimo y éxitos!

Ante todo, entra con una sonrisa y seguridad. Podrás ganártelos y disfrutarán contigo y tu materia. Recuérdatelo a ti mismo/a y disfruta. 

Te animo a navegar por la web para encontrar otras muchas ideas para tus comienzos o a lo largo del curso. ¡Disfrútalas!

Una vez que comiences todo irá mucho más rodado. ¡No te quepa duda!

¡Suerte, muchos éxitos y cómo no, feliz inicio de curso!

 

Artículo anteriorInterpretación de un paisaje
Profesora de educación secundaria. Bióloga especializada en Biología Sanitaria, Biología Molecular y Biotecnología. Amante de la naturaleza, el ajedrez, los videojuegos, la pintura y los ratos de lectura.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí