La acuicultura es una de las soluciones propuestas para luchar contra la sobrepesca y producir alimentos humanos e incluso para nuestros animales.

De sobra es conocido que los caladeros cada vez producen menos cantidad de recursos pesqueros por diferentes motivos, como por ejemplo:

Muchas empresas pesqueras que son conscientes del problema y de la enorme demanda de pescado global, lo ven como un nicho de negocio. Por este motivo, han invertido importantes recursos económicos en la mejora de la producción acuícola.

¿Pero conoces en qué consiste la acuicultura? ¿Es realmente una solución sin impactos ecológicos notables? ¿Merece la pena montar una piscifactoría como negocio?

Para dar respuesta a todas estas preguntas, nace esta entrada. Espero que tras su lectura, conozcas la parte menos visible de la producción de una dorada, una ostra, un mejillón o una lubina, entre muchas otras especies.

¿Qué es la acuicultura?

Sin duda una buena forma de empezar con lo que tenemos entre manos, es definir la actividad que vamos a tratar.

Resumiendo la definición que nos da de acuicultura la FAO: Es la cría de moluscos, plantas, crustáceos y peces. Por supuesto, toda esta cría o producción, está determinada indiscutiblemente por la intervención humana.

La acuicultura es la cría de especies animales y vegetales en un medio acúatico. Clic para tuitear

Con la acuicultura y las técnicas que engloba, se pretende obtener un alto rendimiento productivo de la especie que se desea producir, lo que lleva aparejada una rentabilidad comercial.

La producción acuícola

La acuicultura es un negocio muy complicado. Aunque para llegar a la máxima producción se recurra a sistemas controlados y supervisados, hay aspectos que actualmente se alejan de nuestro control.

Uno de los mayores inconvenientes es que los sistemas no son cerrados al 100%. Siempre hay que renovar agua para mantener la higiene de los tanques o las jaulas. Este intercambio de agua, puede acarrear la introducción en lo sistemas intensivos de especies foráneas que compitan con la cultivada, e incluso la aparición de patógenos. Por este motivo, se utilizan vacunas y antibióticos para evitar el número de bajas.

Aunque el uso de vacunas es discutible, ¿tú que opinas al respecto? Déjame tu comentario.

Pero hay un hecho indudable, la piscifactoría está desplazando a la pesca tradicional debido a sus ventajas:

  • Reducción de costes.
  • Se minimiza el riesgo de Anisakis.
  • Buena calidad del pescado.
  • Control de la materia prima.

Sistemas estacionales

Acuicultura en epoca romana
Baños de la Reina (Calpe). Los romanos ya conocían las piscifactorías.
Foto de: Jesús Alenda

La producción intensiva acuícola también requiere de pausas para reestablecer los recursos biológicos. Por ejemplo, en la cría de langostinos, se establecen pausas para que se vuelvan a generar algas con las que alimentar a las larvas. Digamos que es una especie de barbecho.

Durante el periodo de pausa, el acuicultor no produce por lo que trae aparejada una pérdida económica importante si la actividad no se subvenciona o no se establecen cultivos auxiliares.

¿Es mejor producir moluscos, crustáceos o peces?

Cultivar moluscos es más barato que cultivar peces por lo que comen que tiene coste cero, y porque se cultivan en parques exteriores. La ventaja del cultivo exterior es que es más fácil mantener su higiene, no es necesario establecer una pauta de cambios de agua.

Un ejemplo son los mejillones. Estos moluscos se cultivan en bateas situadas en las rías o en zonas donde existan corrientes propicias para que el mejillón filtre el agua en la que se contiene el alimento. La gestión de las bateas se transmite por concesión y nunca es propiedad para siempre. Son negocios muy rentables pero su extensión está limitada a un número de concesiones.

Mira así es como se extraen las almejas de las rías tras su siembra. El vídeo es de cosecha propia, así me pones cara:

En el caso de la cría de crustáceos, encontramos la dificultad en hacer ciclos completos. La etapa larvaria es bastante complicada de sacar adelante, sobre todo en aspectos relativos a la alimentación y a la calidad del agua.

Es mejor cultivar animales de la base de la cadena trófica. Clic para tuitear

A propósito, ¿te gustaría criar tus propios crustáceos? Aunque vivas en la gran ciudad puedes criar tus propias gambitas de agua dulce. En este link te enseño cómo criar neocaridinas que son las gambas de acuario más populares.

La producción piscícola
cultuvo acuicultura de ostras
Las ostras también se cultivan en bateas.

Finalmente, la producción piscícola requiere de una cantidad de alimentos mayor que por ejemplo la producción de ostras o almejas, puesto que ambas son filtradoras. Estos alimentos se obtienen de la agricultura y de la pesca. Las harinas de pescado son fundamentales en la producción de piensos para alimentar a los peces por lo que es necesario pescar su alimento para abastecer a la industria piscicultura.

Algunas especies que más se crían son: tilapia, trucha, salmón, esturión, carpa , lubina o la dorada.

No solo se cultivan especies dedicadas al consumo humano, también se producen otras con un importante valor ornamental, como por ejemplo el pez payaso que es el rey indiscutible de los acuarios marinos de medio mundo.

Dificultades de cara a montar una empresa de producción acuícola

Desde mi punto de vista, existen dos trámites tediosos y necesarios que te comento a continuación:

  1. Informes ambientales
  2. Licencias.
Trabajo de acuicultura
Para recoger documentación y escribir esta entrada, visitamos el IGAFA (Instituto Galego de Formación en Acuicultura)

En el caso de los informes ambientales deben ser extensos y a veces conllevan estudios complejos, ya que se elaboran en medios acuáticos y terrestres.

De cara a las licencias, el empresario o emprendedor se encontrará con que tiene que pedir diversos permisos:

  • Ayuntamiento. En el que se establece la zona de servidumbre y la estructura/nave que sustenta las tareas propias de la actividad.
  • Comunidades autónomas y administración estatal. Son las que legislan el medio marino, zonas de salpicaduras, altamar y baja mar.

De sobra es conocida la lentitud de las administraciones de cara a otorgar permisos. De hecho, los informes que hay que realizar para el ayuntamiento son distintos que para las CCAA, y estos diferentes a los del estado, ¡es de locos! El grado de papeleo que es necesario mover, echa por tierra muchas iniciativas.

Problemas ecológicos ligados a la acuicultura

Pocas cosas producidas por el hombre, están exentas de unas consecuencias ambientales. La acuicultura no es menos y desata los siguientes problemas al medioambiente:

Introducción de enfermedades

Este problema se ha visto ligado a las depuradoras de marisco. En ellas se limpian bivalvos procedentes de diferentes lugares que expulsan al lavarlos enfermedades al medio contaminando en ocasiones especies autóctonas.

Lodos y biosedimentos

Por ejemplo, las bateas o las jaulas de cría de peces generan residuos biológicos por las excretas de los animales que contienen. De tales barros… tales lodos. Los lodos colmatan las rías, generan situaciones anoxigénicas y muerte de especies si no se hace una gestión adecuada de los mismos.

Especies invasoras

Desde hace tiempo se han introducido especies foráneas por su rentabilidad. Un ejemplo es la almeja japónica (si todavía no has visto el vídeo que te he dejado arriba es el momento) que ya se ha hibridado con la de aquí. La almeja japónica crece más rápido y es más dura que la almeja fina, pero la fina tiene más calidad y alcanza mayores precios.

Ahora, la almeja japónica la consideramos naturalizada, lo que quiere decir, que está en España desde antes del año 2007.

El pescado come pescado

No me extenderé demasiado en este punto porque ya hemos visto que el pescado se alimenta con harinas de pescado que del mismo modo, hay que capturar.

Posible solución a los problemas ecológicos

Los cultivos multitróficos es una manera de reciclar y dar vida a recursos pesqueros que se consideraban perdidos. Por ejemplo, se puede establecer una piscifactoría que cultive peces, macroalgas y moluscos.

Conclusiones

Sin duda, la acuicultura es una buena forma de hacer llegar a la población recursos pesqueros asequibles, pero no está exenta de problemas.

Poco a poco la producción piscícola está supliendo a la pesca tradicional. Es importante saber qué se va a hacer con todas las personas que a día de hoy se dedican al sector pesquero.

De cara a la rentabilidad, es mejor producir moluscos porque necesitan menos aporte de recursos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here